Amilkar Acosta: Las zonas de concentración de guerrilleros será la oportunidad para traer progreso a las zonas aisladas de Colombia.

EL ACTUAL DIRECTOR EJECUTIVO DE LA FEDERACIÓN NACIONAL DE DEPARTAMENTO, EN DIÁLOGO CON EL MORICHAL, EXPLICÓ LA VISIÓN QUE TIENE EL GOBIERNO PARA APOYAR EL DESARROLO DEL DEPARTAMENTO DE VICHADA.

Por Diego Reyes Prieto

Tras llegar a la recta final de la negociación entre el gobierno y las FARC, el departamento de Vichada fue una de las zonas escogidas para albergar en zonas veredales a integrantes de la guerrilla desmovilizados. El gobernador y los alcaldes vichadenses confían en que esta sea una de las tantas oportunidades que trae la “paz” para contribuir al desarrollo del departamento.

No obstante existe cierta incertidumbre entre los lugareños porque no saben cómo se manejara la situación frente a posibles amenazas y retaliaciones de otros grupos armados como el ELN.

El ex ministro de Minas y Energía, Amilkar Acosta, y actual director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, conversó con EL  MORICHAL sobre los retos que tiene el gobierno nacional con el departamento de Vichada.

DIEGO REYES: ¿Qué es y a qué se dedica la Federación Nacional de Departamentos (FND)?

AMILKAR ACOSTA: Bueno la Federación Nacional de Departamentos es un gremio ante todo que aglutina a todos los departamentos del país. En esa condición es la representante legal de los 32  gobernadores de Colombia, somos su vocero, su interlocutor frente al gobierno y las entidades privadas

DIEGO REYES: La FND es una entidad relativamente joven…

AA: Esta federación es relativamente joven tiene 27 años de haber sido fundada.

DIEGO REYES: Y cómo les ha ido en ese papel de voceros de los gobernadores del país…

AA: Nosotros servimos de articuladores  y de integradores en el entendido de que el gobierno es uno solo. Hay instancias de gobierno del orden nacional, departamental y municipal con los que la federación hace un puente y una interlocución muy fluida con el gobierno nacional.

DIEGO REYES: Con este Gobierno al parecer la comunicación de los gobernadores con la presidencia ha sido muy  buena. Esto ha sido una realidad o con algunos departamentos ha habido problemas…

AA: La realidad es que con el Gobierno nacional y los departamentos se ha construido unas relaciones amigables sin contratiempos. Desde luego que los gobernadores como responsables de la gestión en sus departamentos no pocas veces tienen desencuentros con el Gobierno nacional. A mí me corresponde, ante el Gobierno nacional, poner en manifiesto alguna de esas problemáticas y limar asperezas.

DIEGO REYES: Se ha hablado mucho sobre el papel del Vichada y de otras regiones del país como zonas de concentración para acoger guerrilleros luego de firmada las negociaciones con las FARC. ¿Ustedes desde la FND perciben el estado actual de un departamento como Vichada frente a estos nuevos retos?

AA: Es muy bueno tocar ese tema porque los tiempos han cambiado mucho. Los colombianos veníamos acostumbrados a aprender de la geografía nacional a partir del conflicto armado con las FARC. Muchos municipios de Colombia no eran conocidos hasta que hubo una toma guerrillera.  Hoy empezamos a reconocer a nuestro país por el proceso que ya se inicia tendiente a la implementación de los acuerdos de La Habana. Este es un país de regiones muy diferentes y hay enormes brechas entre unas y otras. El Vichada, como otros del país, es un departamento relegado que carece de la presencia del Estado y de su propio desarrollo. En este departamento el índice de necesidades básicas es mucho más elevado que en el resto del país. A diferencia de ciudades como Medellín, Cartagena, entre otras, en donde las aerolíneas operan a diario en esta zona nos limitamos a dos o tres vuelos semanales. Lo que estamos viviendo ahora es una oportunidad para que con lo fijado en el Plan Nacional de Desarrollo trabajemos para cerrar esas brechas interregionales para lograr un país más cohesionado.

DIEGO REYES: Como aparato productor cómo visualiza el papel del Vichada en los próximos años…

AA: El Vichada al igual que el Guainía tiene un enorme potencial agrícola. Y según estadísticas de la FAO Colombia figura  como uno de los 10 países con un enorme potencial para convertirse en una despensa agrícola de cara a las necesidades del mundo en alimentación. En este país de 25 millones de hectáreas aptas para cultivar a lo sumo, según el último censo agropecuario, hemos llegado a 7 millones de hectáreas cultivadas. En el caso de la altillanura muchas de estas tierras están en zonas aisladas sin vías de acceso y desconectadas de los centros de consumo. De allí la importancia de esta revolución que se está dando en el país con las vías 4G, por ejemplo. Esto permitirá que esa basta producción alimentaria no se quede en las fincas sino que llegue a las grandes ciudades. De manera que ahora que se está trabajando en un documento COMPES para el posconflicto le hemos solicitado al Gobierno nacional que con el criterio de que la paz es territorial se contemple la dotación de bienes públicos que son esenciales para destrancar estas regiones.

DIEGO REYES: En cuanto al papel de zonas de concentración…

AA: Partamos de la base de que esas concentraciones en 23 veredas del país y ocho zonas de asentamiento tienen un carácter temporal. Estos lugares son por seis meses para contribuir al proceso de entrega de armas por parte de las FARC a  las Naciones Unidas. Vencido ese plazo estas zonas dejan su carácter de concentración. Esto lo que permite es focalizar la presencia del Estado para que llegue con salud, educación, infraestructura y justicia. Para todo ello es primordial lograr una concertación con las comunidades asentadas en cada región.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *