Sacha Inchi, una oportunidad al alcance de cada familia

“Dirigir la visión hacia lo que somos da la ventaja de saber hacer aquello que nadie puede hacerlo como nosotros” fue la recomendación de Carlos Palacio, Ingeniero Agrónomo que por segunda vez visita Cumaribo y Puerto Carreño en su recorrido por los 26 departamentos donde se están llevando a cabo las Escuelas de Campo de la Cooperativa Sacha Colombia.

Sacha Inchi1En un día de taller teórico práctico llamado Segunda Escuela de Campo realizado el 15 de febrero, en el Estadero La Soga en la Cabecera Municipal de Cumaribo, asistieron 150 personas provenientes de inspecciones como Santa Rita, Guanape, El Viento, Puerto Príncipe y Werima y de los resguardos indígenas Santa Teresita del Tuparro, Esmeralda, Valdivia, Tomo Beweri y Muco Guarrojo. El 16 de febrero se realizó el Taller Primera Escuela de Campo en Palmarito donde se contó con la asistencia de 80 personas de las diferentes veredas de la Inspección.

En el taller se explicó cómo participar del agronegocio de la producción de Sacha Inchi Plukenetia spp., considerada la planta con el mayor contenido de ácidos grasos insaturados del mundo, ya que el contenido de aceite total en la semilla se acerca al 50%. Es necesario afiliarse a la Cooperativa haciendo un aporte en efectivo y en semillas, lo que garantiza la compra de toda la producción del agricultor, luego, cumpliendo el ciclo de gatear, caminar y correr, la Cooperativa Sacha Colombia, acompaña la conformación de la Unidad Empresarial Agroindustrial Independiente – UEAI – para dedicarse a la transformación de la materia prima y la venta de al menos dos productos; aceite y pasta de Sacha Inchi, ricos en Omega 3, 6 y 9. Éstas UEAI, junto con la Cooperativa de productores y algunas pequeñas empresas aliadas, conforman el Grupo Empresarial Sacha Colombia que está en capacidad de garantizar el acompañamiento y la participación económica del productor campesino en las utilidades y capitalización lograda por toda la cadena de valor.

Sacha Inchi2“Yo sembré hace dos años, pero como no tenía quien me comprara, perdí la primera cosecha, me desanimé y deje de cuidar mi hectárea. Pero ahora, esto es lo importante de afiliarse a la Cooperativa Sacha Colombia, que tenemos garantizada  la compra de las semillas que produzcamos” dice Rafael Bernal, agricultor de Palmarito. Para Tito Valenzuela, líder de la congregación evangélica Movimiento Misionero Mundial en Cumaribo esta es “una gran oportunidad de obtener ingresos para cada familia, pues en seis meses empieza a producir la planta. Familias que alguna vez se dedicaron al cultivo de coca, y están esperando alguna otra alternativa, ahora la tienen. Yo tengo mis primeras semillas ya plantadas y en 45 días están ya de unos 40 cm, estoy aprendiendo a gatear”, puntualizó Valenzuela.

“Nosotros estamos muy animados y ya hicimos la solicitud para realizar las Escuelas de Campo allá en Príncipe, vamos a preparar media hectárea, para poder tener desde ya una alternativa de sustitución de la coca, vamos a ver si es cierto que cada hectárea produce 3 toneladas al año, y si de verdad la pagan a siete mil pesos el kilo, con éstas cuentas eso suena muy bueno”, manifestaron a El Morichal los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de las Veredas Corocora y Michoacan en la jurisdicción de Puerto Príncipe.

Se presenta así la introducción de esta especie amazónica a Cumaribo, en un momento en que la comunidad tiene muy altas expectativas para la generación de empresas.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *